Mitos Nutricionales ¿En Qué Creer?

No podemos dar por cierto todo lo que escuchamos sobre la alimentación. Luis Isaías, nos ayudará a desmentir algunos mitos nutricionales ¿En qué creer?

La piel de las manzanas y las peras no es especialmente rica en vitaminas: hay más en la pulpa. 

El azúcar moreno no es mejor que el blanco. La carne de ternera en lonchas no es la más nutritiva. La anemia no se cura comiendo espinacas…

Mitos nutricionales

Nuestra lista de declaraciones a contracorriente podría ser interminable. 

¿Sorprendido? Probablemente sí. La razón es que, en materia de alimentación, existen muchos falsos mitos.

Es decir, afirmaciones de las que prácticamente todo el mundo está convencido, y no es difícil entender la razón.

¿Por qué creemos en los mitos nutricionales?  

«El mito se hace creíble cuando se injerta en algo de lo que todo el mundo está seguro: por ejemplo, el hecho de que la intervención humana empeora el producto, cuando normalmente en la industria alimentaria ocurre exactamente lo contrario».

Andrea Ghiselli, médico del Instituto Nacional de Investigación sobre Alimentación y Nutrición. 

Lo que se considera natural se percibe como más sabroso, más justo, más sano y más seguro. 

El amor por lo natural también está detrás del éxito de los productos ecológicos, así como la creencia generalizada de que los alimentos del agricultor son mejores que los demás, pero no siempre es así.

Mitos nutricionales más comunes

A menudo oímos palabras sabias, consejos y sugerencias, pero muchas de ellas resultan ser incorrectas al examinarlas más de cerca. 

He aquí algunas afirmaciones sobre nutrición/bienestar muy populares. ¿Son correctas o no?

El café priva al cuerpo de agua

Se dice que el café deshidrata el cuerpo. Esto no es cierto, los estudios han demostrado que la cafeína tiene un efecto diurético

Esto significa que el líquido añadido a la cafeína sale del cuerpo más rápidamente, pero el impacto global en el balance hídrico es insignificante. 

Por lo tanto, es posible incluir el café en la dieta diaria.

Los huevos aumentan los niveles de colesterol

Los huevos contienen mucho colesterol, lo cual es cierto y se ha demostrado muchas veces en estudios. 

Sin embargo, el colesterol es importante para nosotros porque sin esta sustancia no podríamos sobrevivir.

colesterol

Todo el colesterol que nuestro cuerpo necesita cada día lo produce fácilmente nuestro organismo, pero también hay muchos alimentos que contienen esta sustancia. 

Estudios recientes han demostrado que la ingesta de colesterol a través de la dieta es extremadamente baja

A menos que la persona tenga el colesterol alto, un problema mal controlado, la influencia de los huevos en los niveles de colesterol es muy baja y es posible consumirlos sin peligro.

La cerveza hincha el vientre

Esto no es del todo cierto. La cerveza es un alimento hipercalórico y engorda, esto es indiscutible. 

Sin embargo, no es cierto que el aumento de la grasa abdominal se deba a la cerveza. Siempre depende de cada persona.

Los ácidos de la fruta dañan el esmalte dental

Es cierto que muchas personas comen de forma saludable, incluyendo regularmente en su dieta muchas frutas, verduras y zumos de fruta. 

Aunque este comportamiento suele ser valioso para nuestra salud, no es el mejor para nuestros dientes

esmalte dental

Los ácidos ablandan el esmalte y lo despojan de minerales. Con el tiempo, el esmalte se vuelve quebradizo y fino

Las frutas, el vinagre, los zumos de frutas, el vino y las bebidas ácidas son especialmente peligrosos para el esmalte.

Para reducir los efectos negativos del ácido en nuestros dientes, podemos añadir alimentos que contengan calcio (que remineraliza los dientes).

Enjuagarnos la boca con agua después de cada comida restaura el nivel de pH de la boca a su nivel natural y neutraliza los ácidos.

¿Mejor orgánico? 

Para determinar si los alimentos ecológicos son más sanos y nutritivos que los convencionales, la Food Standards Agency (la agencia de seguridad alimentaria del Reino Unido) encargó en 2009 la mayor revisión de la investigación científica jamás realizada en este campo. 

Los investigadores examinaron los resultados de todos los estudios que habían comparado nutricionalmente productos ecológicos y convencionales. 

El resultado: en 16 de las 23 categorías de nutrientes analizadas, no había diferencias entre las verduras de producción ecológica y las de producción convencional.

Sin cambios, por ejemplo, el calcio, el potasio y la vitamina C

En general, los productos convencionales tenían un mayor contenido medio de nitrógeno, mientras que los ecológicos contenían más azúcar, magnesio, zinc y flavonoides. 

Mitos nutricionales Productos orgánicos

Sin embargo, la revisión concluyó: No hay pruebas de que una dieta más rica en productos orgánicos, sea más beneficiosa que una dieta variada normal

Hablemos del fósforo 

El pescado no es tan rico en fósforo, hay alimentos que contienen más, como las legumbres o los frutos secos. 

En cualquier caso, consumir más fósforo con la comida no ayuda a la memoria

Las carnes blancas no suelen ser más magras que las rojas (100 gramos de solomillo sólo tienen 5 gramos de grasa, 100 gramos de muslo de pollo pueden llegar a 9 gramos).

Conclusiones 

El nutricionista deportivo Luis Isaías, nos ayuda a desmentir algunos de los mitos nutricionales más comunes.

Del artículo, podemos destacar los siguientes puntos:

  • Que muchas personas repitan un dato sobre la alimentación, no lo hace correcto;
  • Los productos orgánicos no son necesariamente mejores que los convencionales; 
  • Si hay dudas sobre la ingesta de un alimento en específico, siempre será mejor consultar con un especialista en nutrición, ya que en internet se puede encontrar mucha información errónea al respecto.

5 comentarios en “Mitos Nutricionales ¿En Qué Creer?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *