Desayuno: cinco razones por las que es importante

Tu día siempre debe comenzar con un desayuno saludable. De hecho, al despertar, nuestro cuerpo necesita energía para ser eficiente, al menos hasta la hora del almuerzo.

Todavía demasiadas personas, por prisa, pereza o costumbre, se limitan a tomar un café o un poco más antes de empezar el día.

Se ha demostrado que saltarse el desayuno expone el cuerpo a una serie de riesgos y problemas.

Desayuno con huevos

Razones por las que es importante el desayuno:

Las siguientes 5 razones explican porqué el saltarse el desayuno no debería ser ni siquiera una opción:

El cuerpo necesita energía:

Así como un coche necesita gasolina para salir, el cuerpo necesita energía para poder empezar el día y afrontar todos los compromisos.

Tras el largo descanso de la noche, sin «combustible», todos nuestros músculos e incluso nuestro cerebro no pueden funcionar de manera eficiente.

El desayuno es ese «combustible» que se necesita para comenzar el día con energía y activar todo el organismo.

Una buena fuente de vitaminas y minerales:

Yogur, cereales, fruta fresca, frutos secos, mermelada, miel, pan o bizcochos integrales son los alimentos imprescindibles para un desayuno saludable.

Son ricas en vitaminasmineralesfibras antioxidantes que dan la carga adecuada durante toda la mañana, prolongan la sensación de saciedad y no cansan el sistema digestivo.

Además, mejoran la resistencia física, la capacidad de atención y la memoria.

Te ayuda a comer menos a lo largo del día:

Saltarse esta comida no es el mejor método para mantener un peso saludable, ni es el mejor método para hacer dieta. 

De hecho, a media mañana sentirás el famoso “agujero en el estómago” y querrás comer todo tipo de snacks, dulces y salados a todas horas.

Además, llegarás a la hora de comer con hambre y comerás más de lo que necesitas , forzando así tu digestión.

Un estudio ha demostrado que quienes no desayunan comen más durante el día y engordan más fácil.

El desayuno protege el corazón:

Un buen desayuno también puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades crónico degenerativas, cardiovasculares, obesidad y diabetes.

Una de las principales razones es que, al comer correctamente por la mañana, durante el día se evita ingerir alimentos calóricos que contienen altos porcentajes de grasas saturadas, perjudiciales para la salud del sistema cardiovascular. 

Sin desayuno, el metabolismo se ralentiza:

Se ha demostrado que desayunar saludable y nutritivo ayuda a estimular y acelerar el metabolismo.

Comer por la mañana te da energía y ayuda a quemar calorías a lo largo del día. 

Por el contrario, sobre todo si se está a dieta, saltarse el desayuno puede desencadenar mecanismos metabólicos que frenan la pérdida de peso.

Conclusiones:

Pese a que ahora existen muchas dietas y métodos para adelgazar rápidamente, lo cierto es que todas aquellas que excluyen el desayuno no son recomendables.

Al ser la primera comida del día produce múltiples efectos fundamentales en el organismo.

Cohibirse de esta comida puede ayudar a ganar peso innecesario, por ello es preferible elegir desayunar opciones saludables.

El desayuno puede ser muy variado, pero es ideal que siempre incluya una proteína y antioxidantes.

Es fundamental entender que un batido no reemplaza un desayuno, aunque ayude a activar el organismo.